sábado, 27 de julio de 2013

Tarta de queso con cerezas al Pedro Ximenez



Me encanta el verano. Es una época ideal para reunirse con amigos, aprovechar y hacer cenas al aire libre, reunirse junto a una piscina o pasar un día en la playa. Eso es lo que hicimos hace muy poquito, nos reunimos en un día de playa un grupo fantástico de amigos que hemos hecho, como no, a través del cole de nuestros hijos. La idea fue repartirnos comida y bebida entre todos, y se me ocurrió hacer esta tarta. Lo pasamos genial, tanto grandes como pequeños.

Ingredientes para un molde grande (24 cm):

170 gr de galletas de avena
70 gr de mantequilla
300 gr queso Philadelphia
300 gr de mascarpone
300 gr de chocolate blanco (Nestle postres)
300 gr de leche
50 gr de azúcar
1 sobre de cuajada
Para la gelatina:
100 gr de agua
100 gr de azúcar
100 gr de Pedro Ximenez  o moscatel
6 hojas de gelatina (tamaño de Mercadona)
Cerezas.

Empezamos por la base, triturando las galletas. Mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente y extendemos sobre la base. Yo pongo el aro del molde en la bandeja donde voy a servir la tarta y unto los bordes, tanto por dentro como por fuera con mantequilla, y dejo en la nevera un rato. Así se endurece la mantequilla y el aro se fija al plato. Una vez extendida la galleta metemos en la nevera.



Tenemos que quitar el hueso a las cerezas y partir por la mitad. Os dejo el enlace de la página donde encontré una forma fácil, con una pajita.  www.directoalpaladar.com

Ponemos en un cazo el chocolate, la leche, los quesos y el sobre de cuajada, y sin dejar de remover, llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego. Con Thermomix pondrías todos los ingredientes 7 minutos a temperatura 90 grados y velocidad 5.

Vertemos sobre la base de galleta y colocamos las cerezas. Realmente podrías hacerla con cualquier fruta, con uvas yo también la he hecho y esta riquísima, con kiwi, con fresas…Volvemos a introducir en la nevera.


Ahora hacemos el almíbar, y lo primero es poner a remojo las hojas de gelatina. 


Ponemos en un cazo al fuego con el agua y el azúcar, muy lento y sin llevar a ebullición unos 10 minutos. Con Thermomix ponemos 3 minutos a 90 grados velocidad cuchara. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina muy bien escurridas y el licor sin dejar de remover. Dejamos enfriar. Vertemos con mucho cuidado para que la fruta no se nos mueva ( a mí se me movieron algunas piezas, os pongo la foto). Dejamos unas horas en la nevera para que cuaje.


La tarta estaba riquísima y el día lo pasamos realmente bien. Los niños disfrutaron muchísimos y los mayores también.